Archive for the ‘Mi punto de vista’ Category

¿Son buenos los hackathones?

mayo 6, 2017

Tiene algún tiempo que los hackathones están de moda, les recomiendo que lean WTF is a hackathon?

En mi opinión los hackathones aportan diversión a los asistentes y una forma de socializar y conocer a otras personas con interéses comunes pero tienen muchas cosas negativas.

El desarrollar un proyecto de TI de mediana calidad (ya sea desarrollar una aplicación web, una aplicación móvil, una aplicación de escritorio, un gadget, o cualquier hardware) es imposible en 48 horas o un fin de semana y menos si no duermes (si tu mente y tu cuerpo están cansados, no tienen un rendimiento óptimo).

Un hackathon fomenta el escribir código de mala calidad, malos hábitos alimenticios, malos hábitos de trabajo (no descansar lo suficiente) y trabajar bajo presión. No dudo que muchos de los jóvenes que asisten a un hackathon crean que están aprendiendo mucho, ya sea de tecnología o de cómo es la vida laboral de alguien que se dedica a desarrollar software, pues dejenme decirles que están equivocados, un buen proyecto de desarrollo de software implica hacer el análisis y diseño del sistema antes de teclear una sola línea de código, hacer un buen diseño de base de datos y seleccionar la plataforma y herramientas de desarrollo que ayuden a obtener un software de buena calidad al final.

Se deben hacer pruebas conforme se va avanzando en el desarrollo del sistema y no sólo hasta el final, además de que se debe ir documentando el código.

Hackathon 2013 taking place at Politehnica University of Bucharest

Exsiten muchas personas que desarrollan software como se hace en un hackathon, pero ese software está muy lejos de ser algo de buena calidad.

No falta quien argumente “pero la app x o z salió de un hackathon” (reemplazar x o z con el nombre de cualquier app muy popular y mayormente usada por jóvenes). El hecho de que un software sea muy popular no significa que sea de calidad, un caso muy concreto es el sistema operativo Windows, que es el sistema operativo más usado en el escritorio y todos sabemos que es de pésima “calidad”, el que en pleno año 2017 crea que Windows es un software de buena calidad tiene un concepto muy equivocado de lo que es la calidad.

Si asisten a un hackathon no imiten las malas prácticas que ahí verán, la mejor forma de aprender es adquiriendo conocimento formal (generalmente en la Universidad) y llevándolo a la práctica (adquirir experiencia laboral, no necesariamente trabajando en una empresa o para alguien más).

Si quieren ser ricos y famosos probablemente lo logren asistiendo a un hackathon y desarrollando la próxima killer app, pero si quieren aprender realmente, no pierdan su tiempo asistiendo a esos eventos.

Si su interés es pasar un fin de semana con algunos de sus amigos programadores tomando cerveza, comiendo comida chatarra y develarse mientras programan sin preocuparse por hacerlo bien y de paso tener la posibilidad de conocer a otras personas, entónces asistir a un hackathon puede ser una buena opción.

Honor a quien honor merece

mayo 23, 2016

Me asombra lo fácil que la mayoría de las personas sobrevaloran lo hecho por ciertos personajes en un área que desconocen; específicamente me refiero al campo de las tecnologías de la información. Pero más que asombro siento decepción al ver que incluso personas que tienen estudios en dicha área (computación, informática, etc.), estén titulados o no, no den la justa dimensión a los aportes hechos por estos personajes.

La mayoría de las personas vinculadas al área de TI han escuchado de Steve Jobs, pero son pocos los que saben quién fue Dennis Ritchie. Menciono específicamente a estas dos personas porque Steve Jobs murió el 5 de Octubre de 2011 y Dennis Ritchie murió tan sólo 7 días después, el 12 de Octubre de 2011. A pesar de que es mucho más importante y trascendente para el campo de las tecnologías de la información lo que hizo Dennis Ritchie que lo que hizo Steve Jobs, muchos medios hicieron muchos homenajes y destacaron lo que hizo Steve Jobs y casi ninguno habló sobre Dennis Ritchie.

Para empezar, Steve Jobs no fue un “genio de la computación” como algunos ignorantes lo han llamado, el cerebro en cuanto electrónica, computación, etc. en Apple era Steve Wozniak. Jobs tenía una gran habilidad para detectar necesidades no satisfechas en los consumidores principalmente de tecnología y también tenía buen gusto en cuanto a diseño. Pero eso desde luego no lo hace un “genio de la computación”, de hecho dudo mucho que supiera de programación de computadoras.

Muchos creen (erróneamente) que el ipod fue el primer reproductor de MP3 cuando lo cierto es que los reproductores de MP3 de marcas como Creative-Labs ya existían mucho antes (más de un año antes) de que existiera el ipod. Lo que Steve Jobs detectó es que había que pulsar muchas veces el botón + (más) o – (menos) para empezar a escuchar una canción específica, así que se le ocurrió que un reproductor de MP3 en donde pudieras empezar a escuchar la canción deseada de una forma más rápida tendría mejor aceptación y dejó a los ingenieros esa tarea (no fue a él a quien se le ocurrió la interfaz).

Como no faltan los fan boys de Apple o de Steve Jobs que para este punto estén enojados y asegurando que miento, dejo sólo algunos enlaces para que lean

http://ipod.about.com/od/understandingipodmodels/a/invented-ipod.htm

http://www.macworld.com/article/1163181/ipods/the-birth-of-the-ipod.html

Y así básicamente sucede con todas las cosas que muchos creen que “inventó” Steve Jobs. Debo aclarar que no tengo nada en contra de Steve Jobs y que reconozco (como ya mencioné) el talento que tenía para identificar si un producto iba a tener aceptación entre los consumidores (aunque también tuvo equivocaciones como con la computadora Lisa)

Para quienes no sepan qué hizo Dennis Ritchie, sólo les diré que fue quien creó el lenguaje de programación C y junto con Ken Thompson fue uno de los principales creadores del sistema operativo Unix.

Hoy en día muchos jóvenes admiran a ciertas personas sólo porque tienen mucho dinero y son “famosas”, yo prefiero admirar a las personas por la importancia de sus contribuciones a la humanidad, eso incluye no sólo el conocimiento que aportan sino también el ejemplo de vida que dan

¿Te preparas para aprender o sólo para hacer dinero?

julio 3, 2015

En varios de los diferentes cursos que he impartido en diferentes universidades les he comentado a los alumnos que su motivación principal para estudiar una carrera universitaria debe ser su deseo de aprender. Lo más lógico es que quien estudia Leyes piensa ganarse la vida como abogado una vez que se titule, de igual forma, podríamos asumir que quien estudia informática, computación, etc. piensa trabajar en alguna área relacionada con esa disciplina.

Si eliges estudiar una determinada carrera universitaria porque es la que está de moda, es la que tiene más demanda en estos momentos, o los profesionales de esa carrera son muy bien pagados, etc. pero no es algo que te guste, estas cometiendo una equivocación. Debes pensar que eso es a lo que te vas a dedicar el resto de tu vida (en teoría); ¿te imaginas pasar toda tu vida haciendo algo que no te gusta?, y no estoy diciendo que te desagrade, pero simplemente no es algo que te apasiona, no te interesa aprender más sobre el área, lo harías si sabes que eso va a traerte un beneficio económico pero sólo por eso, no por un interés personal.

Muchos estudiantes creen que el obtener un título universitario les garantiza un bienestar económico, muchos otros creen que al otro día de haber obtenido su título, les van a llover ofertas de empresas ofreciéndoles una gerencia y eso no es cierto (al menos en la mayoría de los casos).

Hay alumnos a los que después de 15 días de clase se les nota que no tienen ni las habilidades ni el interés por la materia, lo único que les interesa es la calificación, no aprender. Yo les comento que si el objetivo principal de que estén estudiando en la universidad es hacer dinero; probablemente deberían evaluar otras alternativas, porque hay personas que no tienen ni la primaria terminada y tienen mucho más dinero que personas con maestría o doctorado. Y existen personas que se preparan sólo para aprender, para adquirir conocimientos, y no les interesa el dinero.

Para demostrarles a los alumnos que es cierto lo que les digo, les platico el caso de Grigory Perelman que tiene un doctorado en matemáticas y ha rechazado muchos premios, probablemente el caso más llamativo fue cuando se hizo acreedor a un premio de un millón de dólares por haber resuelto un problema formulado en 1904 conocido como la conjetura de Poincaré y lo rechazó, al igual que la medalla Fields (muchos consideran la medalla Fields el Nobel de matemáticas).

Por si les interesa, aquí están las notas relacionadas (la primers es de USA TODAY y la última fue publicada en The New York Times)

 

 

 

No estoy diciendo que está mal que quieran prepararse para obtener un trabajo con un buen sueldo, lo que digo es que debes estudiar para aprender y dedicarte a lo que te gusta, seguramente harás bien tu trabajo, seguirás preparándote por interés propio y como consecuencia, muy probablemente obtendrás un buen sueldo. Si sólo te interesa el dinero no es necesario que tengas un título universitario, hay muchos que no terminaron la universidad y están en la lista de los más ricos del mundo, lamentablemente para muchos, esos personajes son sus héroes, su modelo a seguir, y su aspiración es ser como ellos; qué triste.

Pero lo más triste es que además de que muchos estudiantes no lo comprenden, al parecer muchas instituciones educativas tampoco, y para ambos (estudiantes e instituciones) los buenos profesores son aquellos que no son muy exigentes y con los cuales la mayoría de alumnos aprueba la materia. Con esto tanto alumnos como instituciones educativas están contentos, no importa si los alumnos aprenden o no, lo importante es que se titulen.

Presentaciones comerciales de tecnología: Mentiras incluidas

marzo 14, 2014

Las personas que están en contacto con fabricantes, mayoristas o distribuidores de tecnología (hardware y software) seguramente han asistido alguna vez a alguna presentación comercial de alguna de estas empresas.

Normalmente son para promover la venta de algún producto o servicio y es común que hablen maravillas de sus productos y servicios y pestes de los de la competencia, a veces sin mencionar directamente el nombre del competidor pero asegurandose de que todos los asistentes “adivinen” a quien se refieren. Esto no implica mayor problema y muchos de los asistentes saben que algo de la información recibida no es del todo imparcial y alguna otra es exagerada.

El problema viene cuando se pasan estos límites y lo que se empieza a difundir descaradamente son mentiras, no importa si dichas mentiras se dicen por ignorancia o a sabiendas de que son mentiras. En mi opinión, cualquiera de los dos casos demuestra poco profesionalismo (está mal si los representantes comerciales de la marca son ignorantes y también está mal si no son éticos y difunden mentiras con tal de influenciar en la opinión de los asistentes a favor de su marca, es decir, la filosofía de “se vale de todo para vender”).

Hoy es Viernes, el Martes fui a una presentación comercial de Intel (tengo que decirlo porque no estoy de acuerdo con que se de información incorrecta y se manipule a la gente). La presentación era para hablar de la cuarta generación de los procesadores de Intel, de su sistema NUC (Next Unit of Computing) y sobre todo para promocionar la línea de tablets con procesador Intel Atom.

La persona que hizo la presentación dijo por lo menos un par de cosas que me dejaron impactado. Aquí les van:

1. El primer navegador web fue Internet Explorer

2. HTML5 está basado en Internet Explorer

Ambas aseveraciones son mentira, no podía quedarme callado y sobre todo cuando vi que todos los asistentes parecían estar tomando esto como una verdad absoluta. Quiero pensar que no dijo estas dos grandes mentiras intencionalmente, sino porque esa información le dijeron que diera cuando lo “capacitaron”. Le aclaré que eso que decía no era cierto; respecto al punto uno, le hablé un poquito acerca de Mosaic, Netscape, etc. y sobre el punto dos le dije que hay algo que se llama World Wide Web Consortium (W3C) que es el organismo que dicta los estándares de HTML, CSS, etc. y que no se basan en un navegador en específico. Hay navegadores que respetan los estándares y otros que no, y precisamente Internet Explorer es uno de los que históricamente se ha destacado por no respetar los estándares, hasta la versión 9 empezaron a tratar de respetar el estándar.

Finalmente le dije que si continuamos repitiendo mitos y difundiendo mentiras, estás nunca se van a acabar y habrá personas que crean que son verdades.

Yo espero que cualquier persona involucrada en el área de tecnologías de la información sepa que mucho antes que existiera Internet Explorer existió Netscape y otros navegadores antes que el. Y si son demasiado jóvenes y no les tocó vivirlo (yo lo viví, por eso lo recuerdo), lean este artículo http://arstechnica.com/business/2011/10/before-netscape-forgotten-web-browsers-of-the-early-1990s/ o vean un documental de Discovery Channel llamado la guerra de los navegadores http://www.youtube.com/watch?v=n1TcL4qItVo

Otra cosa que noté es que insistía en que las tablets con Windows son mejores que las tablets con Android y no daba argumentos que así lo demostraran.

Así que cuidado con lo que escuchan en las presentaciones comerciales (de quien sea), y si van a una presentación comercial de Intel y escuchan estas mentiras, no se queden callados, sean contundentes en hacer notar que eso es mentira y divulguen la verdad, basta de que quieran manipularnos.

El negocio de las certificaciones

mayo 4, 2012

Las certificaciones en general

Las certificaciones han existido desde hace mucho tiempo (tanto para personas como para empresas). Lo que me parece increible es que la mayoría de las personas tengan una idea equivocada de lo que signfica una certificación. Por ejemplo, la certificación TIF (Tipo de Inspección Federal) es un reconocimiento que la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGAR) otorga a las plantas procesadoras de carnes que cumplen con todas las normas y exigencias del Gobierno Mexicano, en cuanto a su tratamiento y manejo de sanidad se refiere. Esto quiere decir que si Ud. compra carne que proviene de una procesadora que obtuvo la certificación TIF, Ud. sólo debe esperar que el consumir dicha carne no le traerá problemas de salud, ya que la procesadora manejó higiénicamente el producto en todo momento; pero nada le garantiza que la carne estará suave y no dura, etc.

Muchas personas creen que si una empresa tiene una certificación ISO 9000, significa que sus productos son de calidad, y la realidad es que no funciona así. La norma ISO lo que certifica es la estandarización de procesos, la clave de ISO es “documenta lo que haces y haz lo que documentaste”. Lo voy a explicar más detalladamente:
El que una empresa esté certificada en ISO 9000 significa que tiene documentados sus procesos y dichos procesos son realizados tal y como están documentados. Supongamos que yo soy una empresa que fabrica copas de vino y estoy certificado en ISO 9000, significa que todas las copas de vino las fabrico siguiendo el mismo procedimiento, pero la certificación ISO en ningún momento revisa la calidad de los materiales que utilizo para fabricar mis copas de vino, ni la calidad de la maquinaria, etc. Así que aunque yo utilice materiales de pésima calidad puedo estar certificado en ISO 9000; si ese es el caso, la certificación sólo estaría garantizando al consumidor que todas las copas de vino que me compre tendrán la misma mala calidad ya que todas fueron elaboradas siguiendo el mismo proceso.

¿Y porqué entónces la mayoría de las personas asocia una certificación con calidad? la cruda realidad es “por la mercadotecnia”, porque eso es lo que las empresas que ofrecen las certificaciones quieren que las personas crean. Además hay que tener cuidado, había un caso de una empresa multinacional (no voy a decir nombres) cuya sucursal mexicana fabrica X productos, tanto para el mercado mexicano como para exportación a otros países; dicha empresa anunciaba orgullosamente “estamos certificados en ISO 9000”, y era cierto, a medias, porque la única parte de la fábrica que estaba certificada era la parte que fabricaba los productos de exportación, no toda la empresa, pero eso se les había “olvidado” especificarlo en su anuncio.

Hablando de certificaciones para personas (sobre todo relacionadas con TI)

En cuanto a las certificaciones para personas sucede lo mismo, empresas con muchos recursos económicos se han dado a la tarea de lanzar certificaciones sobre sus productos y desafortunadamente han logrado convencer a las empresas que les conviene más contratar a alguien certificado que alguien que no tenga dicha certificación. Lo peor es que debido a esto, muchas personas también han caído en la trampa y buscan tener una certificación, aunque sea algo tan ridículo como ser “usuario certificado de una suite ofimática”.

Esto es un gran negocio para las empresas que ofrecen las certificaciones ya que además dichas certificaciones tienen una vigencia, es decir, si hoy tu te certificas en la versión 1 del producto X, tu certificación es válida por 2,3 o 5 años o mientras no salgan n versiones después de la versión en la que tu te certificaste, no importa si entre la versión en la que tu te certificaste y la versión que exista despues de los años estipulados sólo ha cambiado el nombre de los menús (en el caso de software) y los colores de las pantallas, tu certificación ya no es válida y tienes que pagar una “re-certificación” por otros 2,3 o 5 años si quieres tener el “privilegio” de poder decir que estas certificado.

He conocido muchas personas que están certificadas en X o Y cosa cuyos conocimientos sobre el tema sobre el cual están certificados dan pena. Desde luego no estoy diciendo que todo el que está certificado carece de los conocimientos que supuestamente avala su certificación, pero si es el caso de muchos, más de los que debería, y he platicado con personas que han tenido experiencias similares a la mia, así que es bastante común que esto pase.

Otra cuestión es que las certificaciones son muy caras, si Ud. está pensando en certificarse mi recomendación es la siguiente: Si Ud. trabaja en una empresa y dicha empresa es la que va a pagar su certificación, adelante, obtenga su certificación. Si Ud. está pensando certificarse por su cuenta, no tire su dinero, mejor estudie una maestría, seguramente podrá encontrar una buena universidad con un programa de maestría referente al área de conocimiento en la cuál quiere certificarse y probablemente a un menor costo. Definitivamente el nivel de conocimientos que va Ud. a adquirir estudiando una maestría es mucho muy superior a cualquier certificación. Y si ya tiene Ud. una maestría, no importa, hacer otra no le hará daño, y si le interesa estudiar un doctorado, es todavía mucho mejor.

Desde luego, también me he encontrado con personas que tienen estudios de doctorado y carecen de los conocimientos básicos del área de estudio en la que obtuvieron su título de doctor, pero le aseguro que son mucho menos casos que el de las personas certificadas que ignoran cosas básicas de su área de certificación.

Si Ud. ya tiene una certificación que Ud. mismo pagó, no se preocupe, todos cometemos errores, lo importante es aprender de ellos y no volver a cometerlos.

Estoy seguro que a más de uno no le va a gustar este post (muchos de ellos estarán certificados en algo y muchos otros probablemente trabajen para empresas que ofrecen certificaciones de algún tipo), pero este artículo no es para ellos, es principalmente para los jovenes estudiantes que están pensando si deberían certificarse en algo o no debido al bombardeo constante de publicidad que reciben de las empresas.

No es que sea malo obtener una certificación, lo importante es el motivo por el cuál se pretende obtener dicha certificación. y lo que se está dispuesto a pagar por ella. Si el objetivo es asistir al curso de certificación para aprender, está bien, pero depende del grado de conocimientos que Ud. ya tenga, puede que se lleve una gran decepción, si realmente aprende algo, ya cumplió su objetivo, entonces probablemente no quiera pagar por el examen de certificación (porque normalmente le cobran el curso y aparte el examen, o le dicen que el costo del examen ya va incluido, pero si Ud. dice que no quiere tomar el examen y desea que le descuenten ese costo del curso, le dicen que no es posible). Si por otro lado su objetivo es poner en su currículum tantas certificaciones como sea posible para que le sea más fácil obtener un empleo en alguna de las empresas que se dejan llevar por la mercadotecnia y sobrevaloran las certificaciones, también es válido, pero no espere que las personas expertas en dicho tema, asuman que Ud. también es un experto sólo por su certificación.

Tips para ser un buen usuario final (de computadoras)

enero 21, 2012

En la actualidad muchas personas tienen contacto con computadoras, ya sea en su trabajo o en su propia casa, pero muchas de estas personas no saben usarlas; el problema es que ellos creen que si.

El saber prender y apagar una PC, hacer un documento de texto, hoja de cálculo, usar un navegador web para buscar algo en internet o enviar un correo electrónico en mi opinión no puede describirse como “saber usar una computadora”.

A continuación pongo una lista de cosas que creo que debería tomar en cuenta todo aquel que desee ser un buen usuario final (algunos puntos parecerán obvios y algunos probablemente hasta cómicos, pero creanme, es absolutamente necesario enunciarlos, si estudió sistemas, informática, etc. y ha tratado con usuarios finales sabe de lo que hablo):

1. Saber leer y escribir

2. Si ya sabe leer, no tenga miedo de usar esa habilidad (la mayoría de los usuarios finales no leen los manuales, ni siquiera los mensajes que aparecen en pantalla cuando están usando alguna aplicación)

3. Por increíble que parezca, el saber leer y escribir no es suficiente para usar una computadora adecuadamente, es necesario comprender lo que se está leyendo

4. Saber la diferencia entre hardware y software

5. Conocer el hardaware de la computadora que usamos (saber que es un monitor, un mouse, un teclado, un puerto USB, un puerto paralelo, etc.)

6. Conocer la diferencia entre memoria y disco duro. En muchas ocasiones cuando he preguntado a algún usuario final ¿cuánta memoria tiene su PC? he escuchado frases como “tiene 500 gigas de memoria”. Uno pensaría “caray, no tiene una PC, tiene todo un cluster“, en realidad, el usuario se estaba refiriendo a la capacidad de almacenamiento del disco duro de su PC y no a la memoria RAM.

7. Saber qué sistema operativo se está usando (si es Ud. usuario final, probablemente le sorprenda saber que existen otros sistemas operativos además de Windows, pero afortunadamente así es) y de preferencia también saber la versión (si es Windows por ejemplo, ayuda saber qué versión de Windows, 3.0, 3.1, 3.11, 95, 95OSR, 98, 98SE, ME, 2000, XP, Vista, 7, etc.). También en innumerables ocasiones cuando he preguntado a un usuario final ¿qué sistema operativo tiene instalado su PC? he recibido como respuesta ¿en dónde veo eso?.

8. Conocer la diferencia entre sistema operativo y cualquier otra aplicación, como por ejemplo una suite de oficina (típicamente una suite de oficina incluye un procesador de palabras, un ahoja de cálculo y un software para presentaciones)

9. Saber usar la aplicación que el sistema operativo de nuestra PC tiene instalada para el manejo de archivos. Esto incluye saber copiar archivos o moverlos de un lugar a otro, renombrar archivos, eliminar archivos, etc.

10. Saber descomprimir un archivo (por lo menos si está en formato zip).Esto incluye saber qué significa que un archivo esté comprimido y la diferencia entre “ver” lo que contiene un archivo comprimido y “descomprimirlo”

11. Saber usar un navegador web

12. Saber la diferencia entre una página web y una dirección de correo electrónico

13. Saber a que se refiere alguien  cuando nos pregunta ¿qué tipo de archivo es? ó ¿cuál es la ruta del archivo?

14 Entender lo que significa “formatear el disco duro”, “resetear o reiniciar la PC”, “respaldar la información”

15 Recordar la ubicación en donde guardamos nuestros archivos (ya sea que los descarguemos de internet o que los creemos con alguna aplicación)

16. Tener claro que las computadoras “no piensan” (tampoco adivinan lo que deseamos hacer). Más de una vez he visto que cuando el apuntador del mouse cambia de forma para indicar que se está realizando algún proceso (en Windows toma la forma de un reloj de arena) el usuario final dice que la computadora “está pensando”. Creanme, cuando eso pase (que las computadoras piensen), si habrá que preocuparnos

Sería bueno que los usuarios finales supieran todavía algunas otras cosas más, pero los usuarios finales que sepan por lo menos estos 16 puntos, tendrán una mejor experiencia al usar una computadora, le sacarán mayor provecho a su computadora y será más fácil para la persona de sistemas a la que pidan ayuda cuando la necesiten, el poder ayudarles.

El problema de la educación superior en México

enero 23, 2010

En México generalmente están divididas las opiniones en cuanto a que si es mejor una universidad privada que una pública o viceversa. Yo creo que hay universidades buenas y malas tanto públicas como privadas; el problema es que no todas las universidades, ya sea públicas o privadas tienen un legítmo interés en la educación de los alumnos que acuden a ellas.

El caso de algunas universidades privadas

Existen universidades privadas dirigidas, administradas, etc. por personas a quienes sólo les interesa obtener utilidades, no les importa en lo más mínimo tener un buen nivel académico, ni que los alumnos que egresen estén bien preparados para el ámbito laboral y tengan las herramientas necesarias para, ya no digamos ser competitivos a nivel internacional, sino simplemente para poder desempeñar su profesión con un nivel de calidad aceptable.

No voy a decir nombres porque no me interesa “exponer” a ninguna institución en particular, pero en una de las universidades privadas en las cuales impartí clases, los alumnos no tenían los conocimientos previos requeridos para las materias que yo estaba impartiendo, aunque deberían de tenerlos ya que no eran alumnos de primer semestre y ya habían cursado las materias en las que se imparten los conocimientos previos de los cuales estoy hablando.

Esto trajo como consecuencia que en los primeros examenes hubiera un gran número de reprobados en las materias que yo impartía; les indiqué a los alumnos los temas que debían haber aprendido en las materias que ya habían cursado en semestres anteriores, que estaba yo consciente de que no era culpa de ellos (hasta cierto punto) que los profesores que les impartieron dichos cursos no les hubieran enseñado eso, pero en el curso que yo estaba dando, no podía cubrir esos temas debido a que eran demasiados y entónces ya no quedarían clases disponibles para ver el material del curso (en un semestre no podía enseñarles lo que no vieron en dos o tres semestres anteriores y después impartir mi materia); así que debían estudiarlo por su cuenta ya que finalmente los afectados eran ellos, no los profesores que no les enseñaron lo que debían haberles enseñado.

Para no extenderme mucho en este punto, resumiré lo sucedido comentando que los alumnos no hicieron caso de mi sugerencia y siguieron reprobando en los examenes siguientes; en algún punto fueron a quejarse con el director de la carrera argumentando que mis métodos de enseñanza no les parecían los mas adecuados, el director de la carrera me lo comentó así que decidí cambiar la estrategía en más de una ocasión, incluso en dos ocasiones ocupamos la hora de clase para ver películas con la idea de motivarlos (una película fue Piratas de Silicon Valley y otra fue Takedown). Al final del curso. platicando con el director de la carrera, le comenté que cuando los alumnos no quieren aprender, no importa el método que utilices para tratar de que adquieran los conocimientos relacionados con la materia que se les imparte, simplemente no lo van a hacer, porque no existe en ellos el interés por hacerlo.

El director me dijo que no podían reprobar tantos alumnos porque esos alumnos estaban pagando una colegiatura y que si reprobaban, se iban a cambiar a otra universidad en donde no reprobaran, y eso se traducia en colegiaturas que la universidad ya no iba a percibir. ¿Lo pueden creer?, pues si, este personaje me estaba pidiendo que yo modificara las calificaciones de los alumnos para que nadie reprobara, cosa que desde luego no hice, le informe al director de la carrera que yo no iba a firmar un documento que dijera que un alumno tenía unos conocimientos que no tenía, mi prestigio como catedrático, profesional y mi ética simplemente no me lo permiten; que si quería pasar a todos eso era cuestión suya, pero que no contara con que yo iba a firmar un acta de calificaciones que no fuera la que mostrara las calificaciones que los alumnos realmente obtuvieron.

Sobra decir que no me invitaron a impartir clases el semestre posterior en esa universidad, y la verdad es que aunque lo hubieran hecho, yo no iba a aceptar la invitación. Uno de los alumnos de una de las materias que si aprobó, después me comentó que habían pasado a todos los alumnos, cosa que era de esperarse.

En otra universidad privada en la que sucedía algo similar le comenté al director de carrera que era lamentable que sólo les importara el “negocio” y no el mal que le estaban haciendo a esos chicos. Una universidad privada de calidad y prestigio se preocupa antes que nada por tener un nivel académico alto ya que una vez que logran eso, automáticamente habrá alumnos dispuestos a estudiar ahi por el reconocimiento que tiene, y esto trae por añadidura el dinero de las colegiaturas

Pero si se pone como prioridad número uno el dinero, lo que sucede es que sólo se inscriben en estas universidades, los alumnos que fueron dados de baja de universidades en donde tienen un nivel académico alto y de las cuales egresan sólo aquellos que adquieren los conocimientos necesarios.

El caso de algunas universidades públicas

Las universidades públicas reciben un presupuesto que les asigna el gobierno; pero uno de los factores importantes que determinan a cuánto asciende el presupuesto anual que les otorgará el gobierno es el número de alumnos con que cuenta la institución.

Así que en algunas universidades públicas sucede algo muy parecido al caso anteriormente expuesto, no están dispuestos a reprobar alumnos ya que con esto corren el riesgo de que los alumnos reprobados se vayan a otra universidad y esto implica que el presupuesto que les asigne el gobierno el próximo año será menor.

He visto casos de universidades públicas en las que su reglamento interno tiene cláusulas en dónde claramente dice que todo alumno que haya cursado 3 veces la misma materia sin haberla acreditado será dado de baja de la universidad; al ver que varios alumnos estaban en este caso, decidieron ignorar su reglamento y hacer un simple y práctico “borrón y cuenta nueva”, es decir, les dijeron a estos alumnos, “vamos a hacer de cuenta que no han cursado esa materia y vamos a permitirles cursala nuevamente”, en pocas palabaras, tienen otras 3 oportunidades para acreditarla. Todo sea por el presupuesto.

¿Y las entidades responsables de la educación en nuestro país?

Al parecer las entidades responsables de la educación en nuestro país, lejos de tratar de subir el nivel académico de las universidades, hacen todo lo posible por que egresen ya títulados cada vez más alumnos de las mismas, sin importar si no tienen los conocimientos necesarios.

Si muchos alumnos no se titulan porque les da “flojera” hacer una tésis pues entónces que no hagan tésis, que tomen un curso de otros dos o tres meses de cualquier cosa y si lo acreditan con eso basta para que les entreguemos su título y les extendamos una cédula profesional, o que trabajen un año en lo que quieran y entreguen un “reporte de trabajo” en donde digan que hicieron ese año (aunque hayan estado formateando pc’s unicamente) y ya con eso. La idea es decir que tenemos muchos jovenes “titulados” en nuestro país.

Si seguimos así llegará el punto en donde las univerisdes privadas le dirán al alumno: Paga los 5 años de colegiaturas desde que te inscribes y ya nada mas ven por tu título después de los 5 años. Y las universidades públicas preguntarán al gobierno: ¿Cuántos alumnos debo titular para que me des tanto de presupuesto?

Yo me pregunto, ¿desean calidad o cantidad?. ¿De que le sirve a una universidad o a la secretaría de educación pública decir que se han titulado 50 alumnos este semestre, si de esos 50 probablemente sólo uno o talvez ninguno tiene los conocimientos mínimos necesarios?, ¿no es mejor decir que se titularon sólo 10 pero que los conocimientos que poseen son comparables con los de un estudiante egresado de cualquier universidad de un país de primer mundo?

Cada vez hay más universidades en nuestro país, el problema es que la mayoría de las nuevas universidades (públicas o privadas) tienen un nivel académico muy bajo. La verdad es increible saber que una casa habitación este funcionando como “universidad”, ¿cómo es que les dieron el permiso para funcionar?, ¿alguna vez los responsables de otorgar los permisos necesarios fueron a ver físicamente las instalaciones?, ¿cumplen con las normas de seguridad, espacio, etc., requeridas?

Encontré este enlace que habla un poco sobre este tema

http://setebc.wordpress.com/2010/01/04/aumentan-universidades-privadas-en-mxico-educacin-diario-rotativo-quertaro-mxico/

¿Por qué es esto un problema grave?

Por que todos los alumnos que están en estas “universidades” con un nivel académico tan bajo, tarde o temprano egresarán de estas instituciones (con o sin título profesional) y buscarán integrarse al mundo laboral (al menos supongo que la mayoría lo hará). Lamentablemente la mayoría descubrirá que practicamente ninguna empresa les dará trabajo debido a que no tienen la preparación necesaria, y aquellos que tengan la suerte de encontrar trabajo, seguramente no lo conservarán por mucho tiempo; como les dije a unos alumnos:

“Ustedes podrán llegar con mención honorífica y con 10 de calificación en todas las materias que hayan cursado en la universidad y si no les hacen examenes de conocimientos probablemente los contraten en una empresa, pero no importa la empresa que sea, si Uds. no saben hacer el trabajo porque no tienen los conocimientos, van a despedirlos sin importar que tengan mención honorífica”.

Así que los alumnos que están estudiando en dichas universidades son futuros desempleados. Claro, probablemente podrán encontrar algún trabajo que no se relacione con el título universitario que obtengan, pero entónces, ¿que caso tuvo haber “estudiado” 4 o 5 años en una “universidad”?, ¿no se sentirán frustrados y defraudados?; ¿y cómo se sentirán los padres de estos jóvenes?, sobre todo si tuvieron que hacer sacrificios para que sus hijos pudieran asistir a la universidad, aunque haya sido una institución pública, hay que comprar libros, pagar pasajes, etc.

¿Qué se puede hacer?

Desde luego no creo que la solución sea fácil, así que opino que lo único que queda por hacer es que cada uno ponga su granito de arena.

Los padres de familia: Investigando la reputación de la universidad antes de inscribir a sus hijos, ¿que se escucha sobre el nivel académico de la institución?, ¿cómo se compara con otras universidades a las cuales pudieran acudir mis hijos?, etc. No obligar a sus hijos a estudiar una carrera que no quieren, o para la cual no tienen las habilidades necesarias

Los catedráticos: Siendo objetivos sobre sus capacidades y no aceptando impartir materias que no dominan, no poner calificaciones aprobatorias si consideran que el alumno no tiene los conocimientos necesarios, no dejarse intimidar por los directivos o sobornar por los alumnos, etc.

Los alumnos: Comparando el material que les dan sus profesores con el material que les están dando a estudiantes de la misma materia en otras universidades, investigando en internet, si reciben una calificación reprobatoria, analizar objetivamente si es justa o no, no dejar que su deseo por no reprobar sea mayor que su deseo por aprender

Debo aclarar que no estoy generalizando, hay universidades tanto privadas como públicas que afortunadamente no están en esta situación. Lo que las autoridades responsables de la educación en nuestro país deberían preguntarse es sin son la mayoría o no (y hacer algo al respecto, desde luego). Creo que Ud. amigo lector al igual que yo imagina la respuesta.

Piratas de Silicon Valley

Enseñar Software Libre: Obligación de las universidades

noviembre 19, 2009

Lamentablemente, en la mayoría de las universidades sólo enseñan herramientas de software privativo y no mencionan en absoluto el software libre. Desde luego hay paises en los que en algunas universidades no sólo lo mencionan sino que además promueven su uso; lástima que México no sea uno de esos países.

Pienso que las universidades tienen la obligación moral de enseñar software libre. No estoy diciendo que sólo se enseñe software libre, no estoy en contra de que se eneseñe software privativo, pero si estoy en contra de que únicamente se enseñe software privativo.

Para que quede claro, en la mayoría de las universidades (al menos de México, pero no dudo que sea el caso de muchos otros países) a los estudiantes de sistemas/informática, etc. prácticamente sólo se les enseña a usar software de Microsoft (a excepción de Java que es de Sun y no hace mucho se publicó bajo licencia GPL2), y si bien les va de Borland, y a los estudiantes de otras carreras sólo la suite de oficina de Microsoft (Office).

¿Porque digo que las universidades tienen la obligación moral de enseñar software libre?

Las universidades públicas reciben un presupuesto del gobierno porque éste está obligado a proporcionar educación a los ciudadanos, todo ciudadano debería tener la oportunidad de recibir educación de calidad que le permita desempeñar un trabajo de calidad y estar preparado para competir en éste mundo cada vez más globalizado, independientemente de su situación financiera, es decir, en teoría, un estudiante de pocos recursos económicos debería estar tan preparado como uno que tenga padres millonarios.

Pero ¿qué pasa si al estudiante de informática de una universidad pública, que en ocasiones no tiene ni para el pasaje del transporte público para ir de su casa a la universidad sólo le enseñan a usar Microsoft Office y a programar en Visual Studio versión x?. Supongamos que ese estudiante tuviera la fortuna de haber logrado comprar una computadora con el sacrificio de sus padres, o el suyo propio porque trabaja en las noches en x o y fábrica; dicha computadora si acaso viene con la licencia de Windows versión x instalado, pero no trae Microsoft Office y mucho menos Visual Studio, la universidad estaría casi obligando a este estudiante a desembolsar un dinero extra (considerable además) para que adquiriera las licencias de dichos paquetes, porque desde luego que no esperamos que una universidad fomente la actividad a la cual las empresas desarrolladoras de software privativo más grandes del mundo llaman “piratería”.

No se debe condicionar el aprendizaje a quienes pueden pagar las licencias de uso de software privativo. Cabe mencionar que software libre no significa software grátis, pero afortunadamente, la gran mayoría del software libre resulta que es también grátis.

Dejando de lado la cuestión económica (recordemos también que la principal ventaja del software libre no es el ahorro en el costo de la licencia, sino la independencia tecnológica que nos brinda), el estudiante tiene derecho a saber que existen otras opciones y más aún debería tener la oportunidad de conocerlas y decidir libremente que sistema operativo, suite de oficina o herramienta de programación usar en el futuro (me refiero a su vida profesional).

Las universidades privadas que no enseñan software libre están limitando las opciones de desarrollo profesional de sus estudiantes ya que muchas de las instituciones y empresas líderes en diferentes ramos usan software libre, tal es el caso de la NASA, Google, Cisco Systems, IBM, Intel, Oracle, Yahoo, Silicon Graphics, Dreamworks, SAP, Merril Lynch (recientemente adquirida por Bank Of America) por mencionar sólo algunas.

El hecho de que los servidores de Yahoo corran FreeBSD no es porque Yahoo no pueda pagar las licencias de algún sistema operativo privativo, sino por la estabilidad, seguridad, etc. que FreeBSD ofrece.

Aquí un par de enlaces que pueden ser de interés, el primero es de hace ya algún tiempo pero fue escrito por uno de los co-fundadores de Yahoo

http://zer0.org/daemons/yahoobsd.html

http://www.freebsd.org/doc/es/books/handbook/nutshell.html

Aglunas empresas “regalan” licencias de sus paquetes a las universidades e incluso a escuelas de niveles educativos inferiores (preparatorias, secundarias y hasta primarias), realmente esas empresas no consideran que están regalando las licencias de sus paquetes, lo que están haciendo es que están invirtiendo en publicidad y mercadotecnia, están creando futuros consumidores de sus productos. Si un niño aprende a usar únicamente un sistema operativo y una única suite de oficina, no querrá aprender a usar otra cosa en el futuro, por que no querrá invertir tiempo en ello, y hay quienes estarán dispuestos a pagar lo que les pidan con tal de no invertir tiempo en aprender a usar otra cosa, sin importar si ese otro sistema operativo sea mejor que el único que el sabe usar.

Esta práctica es la que emplean con mucho éxito los narcomenudistas, regalan las primeras dósis para “enganchar” a quien será su futuro cliente incondicional.

No dejemos que el sistema educativo de todo un país dependa de una empresa, que nuestros alumnos no sean “clientes” de ninguna corporación (nacional o extranjera). Enseñar software libre en las universidades garantiza la independencia tecnológica de los ciudadanos que serán los pilares del país en el futuro.

Educando a los usuarios

agosto 28, 2009

Cuando desarrollamos un software a la medida, es común encontrar que el usuario (la empresa o persona) a quien se le desarrolla la aplicación, no tiene ni la más remota idea de cómo es el proceso de desarrollo de software; es más, muchos no saben ni como copiar archivos de una carpeta a otra en una PC, pero bueno, eso ya es otro tema.

Lo que yo he optado por hacer y hasta ahora me ha funcionado, es explicarles que el proceso de desarrollo de una aplicación es parecido al proceso de construcción de una casa. Primero le decimos al arquitecto lo que tenemos en mente para que el haga el plano, nos lo muestre y nosotros lo aprobemos o le indiquemos si queremos que le haga algunos cambios.

En el caso de que le hayamos indicado que haga cambios al plano, el arquitecto debe hacer un nuevo plano con los cambios y volver a mostrarnoslo para que lo aprobemos. Este proceso se repite hasta que nosotros aprobemos el plano. Es hasta que el plano (arquitectónico) está aprobado por nosotros que el arquitecto empieza a crear los demás planos que se requieren (eléctrico, hidráulico, etc.)

De igual forma, después de que el usuario nos dice que tiene en mente, lo que debemos hacer es la especificación de requisitos, que será la base para el desarrollo de la aplicación. En este documento se describe la funcionalidad que tendrá la aplicación y debe ser aprobado por el usuario. Una vez que la especificación de requisitos es aprobada por el usuario, empezamos a hacer el diagrama entidad-relación de la base de datos, etc.

El que el usuario espere ver la primer pantalla de la aplicación un dia después de que nos dijo cuáles son sus necesidades, es tanto como esperar que el arquitecto levante la primera barda inmediatamente después de que le dijimos lo que tenemos en mente, sin que haga un plano que nos muestre para que lo aprobemos, es ilógico ¿no creen?

Así como en el proceso de construcción de una casa, no le preguntamos al arquitecto a la mitad de la obra “¿en dónde va a estar ubicada la cancha de tenis?”, siendo que en el plano que nos mostró y que nosotros aprobamos no aparece ninguna cancha de tenis, está por demás explicarle al usuario que no esperamos que a la mitad del desarrollo de la aplicación nos pregunte “¿En qué menú estará la opción de facturación?”, cuando en la especificación de requisitos que le mostramos y que aprobó no se habla en ningún momento de un módulo de facturación.

Otra analogía entre el desarrollo de una aplicación y la construcción de una casa que utilizo es para hacerles entender que cuesta mas agregar funcionalidad a un módulo ya hecho que incluir dicha funcionalidad en el módulo desde un principio.

Supongamos que el arquitecto ya terminó la planta baja de nuestra casa, está construyendo la planta alta y le decimos que queremos que el medio baño de la planta baja, que está junto a la sala, ahora sea baño completo. “¿Se puede hacer esa modificación?”, probablemente si, pero desde luego costará más de lo que hubiera costado si desde que nos mostró el plano para que lo aprobaramos le hubieramos pedido esto, cuesta más porque ahora hay que instalar más tubería para que llegue agua caliente a la regadera que se instalaŕa en ese baño, y probablemente habrá que tirar algún muro para que haya espacio para la ducha en ese baño.

De igual forma, generalmente el agregar a un módulo ya hecho funcionalidad que no se contempló desde un inicio, cuesta más porque implica más trabajo. Así de simple.

En conclusión, debemos hacer entender al usuario que no debe asumir que la aplicación tendrá funcionalidad que en la especificación de requisitos no se dijo que tendría. Nada de que “yo pensé”, “es que es obvio”, y otras frases por el estilo.

Si desarrollas software a medida, te recomiendo hacer la especificación de requisitos y que el usuario la firme como aprobada antes de empezar con el desarrollo. Evitarás malos entendidos y problemas posteriores.

Y si tu eres usuario final, desconfia de la capacidad de cualquier “profesional de sistemas” que te prometa mostrarte avances de la aplicación sin antes haber hecho la especificación de requisitos y sobre todo, antes de haber construido el diagrama entidad-relación de la base de datos y demás “planos”. Es equivalente a que el arquitecto que construirá tu casa te diga que verás la primera barda sin antes haberte mostrado el plano.

Carencia de profesionales de TI de calidad en México

enero 23, 2009

Antes de que algún lector empiece a escribirme un comentario de reclamación por el título de este post debo aclarar que no es mi intención sugerir que “en este momento” (año 2009), no existan profesionales de calidad en el área de tecnologías de información en México. En este post comentaré que en mi opinión existe el riesgo de que en unos años si se llegue a esa situación (que no haya profesionales de TI de calidad en México), el título fue intencional para motivar la lectura del post (un poco de marketing, jeje).

¿Por qué opino que se corre el riesgo de que no haya profesionales de calidad en el área de TI en México dentro de algunos años?

En la mayoría de las universidades en las que he impartido clases en la carrera de ingeniería en sistemas, licenciatura en informática, etc., lamentablemente en la mayoría de los alumnos (y además de diferentes semestres) he notado características en común que al menos a mi (en el papel de docente) me preocupan:

  1. Están estudiando sistemas/informática por los motivos equivocados
  2. No les gusta programar
  3. No tienen las habilidades deseables (si no es que requeridas) para esta profesión

Están estudiando sistemas/informática por los motivos equivocados

Cuando he preguntado a alumnos de sistemas/informática por que eligieron esa carrera, las respuestas que más he recibido son:

  1. Es la carrera del futuro
  2. Hay mucho campo de trabajo
  3. Es muy bien pagado, algunos agregan “Bill Gates es el hombre más rico del mundo” (algunos no saben que ya no lo es desde hace algún tiempo).
  4. Mis padres me dijeron que estudiara esto, pero yo quería tal carrera
  5. Mi tío, primo o hermano estudio esto

En contadas ocasiones (pero muy contadas) la respuesta ha sido algo como: “desde chico me llamaron la atención las computadoras” o de plano “porque me gusta desde que me dieron en la preparatoria o secundaria computación/programación”.

Esto no es nuevo, cuando yo estudié la licenciatura recuerdo que esta pregunta la hizo un profesor al grupo y hubo una compañera que contestó; “Tengo un tío que hace cosas muy bonitas en Corel Draw”, como si tuviera algo que ver el diseño gráfico con desarrollar software o instalar una red.

Este punto es importante simple y sencillamente porque si no desempeñas tu profesión porque te gusta, lo más probable (casi una garantía) es que no te preocupe hacerlo bien, por lo menos no lo mejor posible.

Si un tenista no se dedica a ese deporte porque le gusta, difícilmente hará hasta lo imposible por ganar cada punto.

A alumnos de últimos semestres les he preguntado ¿que piensan hacer una vez que egresen como ingenieros, licenciados en sistemas, informática, etc.? o ¿qué se ven haciendo dentro de 5 o 10 años?. Más de uno me ha dado alguna de las respuestas siguientes:

  1. Poner un café internet
  2. Dedicarme a ensamblar PC’s y venderlas
  3. Mi padre trabaja en tal empresa y ya me dijo que tengo un puesto asegurado como … (que no tiene la más mínima relación con sistemas, informática, etc.)

Sobra decir que no se necesita tener un título universitario para poner un café internet o ensamblar PC’s, hay muchachos de preparatoria que ya se dedican a ensamblar PC’s y venderlas.

No les gusta programar

Debo decir que en la mayoría de las ocasiones no les gusta porque no le entienden, pero eso no es lo preocupante, el problema es que no les interesa aprender (entenderlo). No es una simple coincidencia que en estas diferentes universidades se presente esta situación, basta ver en “yahoo respuestas” o en algún foro relacionado con el área informática, la cantidad de preguntas (y el tipo de las mismas) que hacen estudiantes de sistemas de diferentes puntos de la República Mexicana; que mas de una vez terminan el post con frases como “es para un examen y no tengo ni idea de como hacerlo”, “no se me da esto de programar”, etc. etc.

Y no es que si estudias esta profesión debas dedicarte a desarrollar software exclusivamente, pero tampoco les interesan las otras materias importantes de la carrera. Por ejemplo:

En una de las universidades en que estaba impartiendo en una ocasión la materia de redes, las clases que había dado hasta ese punto del curso trataban sobre el protocolo TCP/IP, la diferencia entre un hub y un switch, el modelo OSI, etc. Algunos alumnos se me acercaron al terminar una clase y me dijeron que ellos lo que querían aprender sobre “redes” era como poner la canaleta y armar los cables de red, y no lo que yo estaba impartiendo en el curso, les daba igual no saber la diferencia de funcionamiento entre un hub y un switch, si ellos conectaban uno u otro y había comunicación entre las PC conectadas a él, para ellos era mas que suficiente.

Yo me pregunto ¿esos son los futuros profesionales de TI que habrá en México?.

Salvo su inquietud por saber cómo armar cables de red (que de hecho si lo vimos en el curso e hicimos práctica), el poner una canaleta no es, y no debería ser tema de estudio en un curso a nivel universitario, comentario que hice a todo el grupo después.

Hice una analogía entre el área de la construcción y el área de sistemas, les dije:

¿Si estuvieran estudiando arquitectura, pedirían que les enseñaran a pegar ladrillos y nada mas?, acaso dirían “no me interesa como hacer un plano arquitectónico o hidráulico, ni la diferencia entre uno y otro, y esa materia de resistencia de materiales menos”.

En este caso es lo mismo, en un curso de redes a nivel universitario se enseña a ser los “arquitectos” de la red, no los albañiles (nada tengo en contra de ese oficio). Para dedicarse al oficio de albañil, no se debe ir a estudiar arquitectura a la universidad.

No tienen las habilidades para esta profesión

Para el área de sistemas/informática entre otras cosas se requiere saber aplicar la lógica, tener capacidad de abstracción, habilidades de autoaprendizaje, poder leer y entender documentos, artículos, libros, etc. escritos en inglés.

Todas las carreras como sistemas/informática, electrónica, etc. llevan varias materias relacionadas con las matemáticas; la razón no es que se requieran para codificar hasta el más mínimo programa como el clásico “Hola mundo!” o para soldar una resistencia a un tablero. La explicación es que las matemáticas ayudan a desarrollar la capacidad de abstracción y a la aplicación de la lógica, que son habilidades requeridas como ya mencioné anteriormente.

El poder entender por lo menos el 75 u 80% de cualquier texto escrito en inglés es muy importante porque la información más reciente en cuanto al campo de TI estará casi invariablemente disponible primero en inglés antes que en otro idioma. Y hay libros tan importantes como el de ingeniería de software de Barry Boehm (un clásico) que nunca han sido traducidos al Español (si alguien tiene información de que ya se haya traducido agradeceré la corrección).
En mas de una ocasión les he hecho el comentario a los alumnos que están a tiempo de cambiarse a estudiar otra profesión, porque por mas que yo insista en estudiar diseño gráfico, si no soy una persona creativa y soy malo para el dibujo, voy a sufrir estudiando esa carrera, me voy a frustrar y eso no va a acabar cuando logre graduarme (si lo logro), es a lo que me voy a dedicar toda mi vida (se supone, ¿no?). Imaginen una vida haciendo algo que no nos gusta, debe ser horrible, siempre estaríamos de mal humor.

Afortunadamente hay estudiantes (por post que he visto en foros y algunos que he conocido en congresos) que realmente estudian sistemas/informática porque les gusta y además tienen las habilidades suficientes, algunos son extraordinarios. Lástima que no sean la mayoría (por lo que yo he podido ver).

En otro post escribiré sobre la responsabilidad que tenemos quienes impartimos alguna cátedra a nivel universitario y sobre todo, quienes están al frente de estas carreras en las universidades, etc. Claro, porque no toda la culpa la tienen los estudiantes.